Axalta is not resposible for content you are about to view

Colorexpert Logo

El "rey" de las motocicletas de arrastre

 

Pesan 400 kg, pueden tener una potencia de hasta 1.500 CV y aceleran de 0 a 400 km/h en menos de 6 segundos. Quien desee dominar una motocicleta de carreras de arrastre necesita fuerza, habilidades de conducción y mucho valor. Nacido en Londres, el piloto de motocicletas de carreras de arrastre Ian King es uno de los mejores en su profesión desde hace aproximadamente 30 años. Cuando se trata de elegir la pintura, él apuesta por Spies Hecker.

El

El "rey" de las carreras de arrastre: El inglés Ian King ganó once veces el Campeonato Europeo de Motos de Arrastre FIM/UEM (Fotos: Stefan Bomann).

Su lista de triunfos es larga: Ian King es la única persona que ha ganado once veces en 17 años el Campeonato Europeo de Motocicletas de Arrastre FIM/UEM, el punto culminante de la temporada europea de carreras de arrastre. Su pasión por las carreras de arrastre es contagiosa. "Es el deporte del motor más extremo y a más alta velocidad", comenta el británico.

En una carrera de arrastre, dos “dragsters” o motocicletas de arrastre compiten entre sí, de igual a igual. Las motocicletas se diseñan especialmente para estas carreras de aceleración. Destacan por sus motores de gran volumen, a menudo turboalimentados, y sus ruedas anchas. El ganador es el piloto que cruza primero la línea del cuarto de milla (unos 400 metros). Las fuerzas que actúan en el piloto y el vehículo son enormes. "Una carrera de arrastre es la prueba definitiva para la máquina y el equipo. Si uno es más lento por sólo una milésima de segundo, pierde la carrera", recalca King.

"Para evitar grietas, la pintura ha de ser resistente y, al mismo tiempo, flexible. También tiene que soportar el intenso calor del motor de 1.500 CV".

Foto: King Racing

Foto: King Racing

Desde 2010, el equipo de King ha sido patrocinado por Gulf Oil. "Desde entonces, como otros muchos equipos de carreras famosos antes que nosotros, lucimos los legendarios colores azul y naranja", explica King. Su motocicleta está construida artesanalmente en aluminio. Las cargas superiores a 3G afectan al metal. El cuadro se mueve, se estira y vibra, lo que supone unas condiciones difíciles para un acabado perfecto. Pero el equipo cuenta con un verdadero profesional de la pintura: el artista aerógrafo Knud Tiroch. "Él reconoció rápidamente las exigencias de nuestro deporte con respecto a la pintura. Para evitar que se produzcan grietas en la pintura, ésta ha de ser robusta y, al mismo tiempo, flexible. También tiene que soportar el intenso calor del motor de 1.500 CV". Para dar respuesta a estas demandas Spies Hecker es la mejor opción para nosotros", afirma King. La pintura cumple todas sus expectativas y los colores son extraordinarios. King sigue explicando: "Es sumamente resistente al desgaste que sufre nuestra máquina a lo largo de toda la temporada, en pista y circulando por el mundo".

Si desea más información sobre Ian King y su equipo, visite la página web www.gulfoildragracing.com


Más historias